Estado nutricional del paciente con infarto cerebral atendido en un hospital cl√≠nico quir√ļrgico provincialEl ictus constituye la tercera causa de muerte en Cuba, y la primera de discapacidad. En estos pacientes concurren factores importantes que pueden conspirar contra el estado nutricional durante el tr√°nsito por la etapa aguda de la enfermedad. Tales factores se identificaron mediante un estudio prospectivo realizado con 49 pacientes atendidos en la Unidad de Cuidados Intensivos, Hospital Cl√≠nico quir√ļrgico provincial ‚ÄúAbel Santamar√≠a Cuadrado‚ÄĚ (Pinar del R√≠o, Pinar del R√≠o, Cuba) durante el a√Īo 2008. El estado nutricional se determin√≥ en el momento del ingreso en la Unidad mediante la Encuesta Subjetiva Global desarrollada por Detsky y cols. (1987), e indicadores bioqu√≠micos e inmunol√≥gicos. Adicionalmente, se exploraron las relaciones entre el estado nutricional, por un lado, y la estad√≠a hospitalaria y la condici√≥n al egreso (Vivo/Fallecido), por el otro. El 20.4% de los pacientes estudiados estaba desnutrido en el momento de la admisi√≥n en la Unidad. Los valores menores de los indicadores bioqu√≠micos e inmunol√≥gicos del estado nutricional se observaron en los pacientes desnutridos. La estad√≠a en la UCI result√≥ en un deterioro progresivo del estado nutricional, junto con un incremento de la frecuencia de los valores an√≥malos de los indicadores bioqu√≠micos e inmunol√≥gicos del estado nutricional. El estado nutricional se asoci√≥ fuertemente con la condici√≥n del paciente al egreso. Urge intervenir sobre los factores identificados para asegurar la supervivencia del paciente al evento agudo, y prevenir la ocurrencia de trastornos nutricionales que pueden afectar el tr√°nsito del mismo por la Unidad.
María Esther Hernández Gigato
 PDF
 
Sobre los usos, aplicaciones y beneficios de las soluciones parenterales de glutaminaEl conocimiento de las propiedades farmacol√≥gicas de la glutamina (Gln) ha provisto el est√≠mulo para el desarrollo de la Inmunonutrici√≥n como especialidad de la terapia nutricional y el apoyo nutricional mediante la inclusi√≥n de este amino√°cido en productos enterales, o como soluciones de dip√©ptidos para la incorporaci√≥n dentro de reg√≠menes de nutrici√≥n parenteral. Varios cuerpos de expertos recomiendan el uso de los dip√©ptidos de Gln en situaciones cl√≠nico-quir√ļrgicas como el trauma y la cirug√≠a de las v√≠as digestivas. Varios estudios han sugerido beneficios tangibles tras el uso de los dip√©ptidos de Gln en en estas situaciones. Sin embargo, el empleo de la Gln como f√°rmaconutriente, y hasta la propia existencia de la especialidad de la Inmunonutrici√≥n, fueron puestos en duda tras los resultados de los ensayos REDOXS (Heyland et al., 2013) y MetaPlus (van Zanten et al., 2014), los que concluyeron que la administraci√≥n ex√≥gena de Gln (en cualquier forma de presentaci√≥n farmac√©utica) podr√≠a significar un mayor riesgo de mortalidad para los pacientes cr√≠ticamente enfermos. Los an√°lisis post-hoc de los ensayos antes citados revelaron importantes falencias del dise√Īo metodol√≥gico de los mismos, y una pobre definici√≥n de los objetivos de la suplementaci√≥n ex√≥gena con Gln. En la resaca de los resultados de los ensayos REDOXS y MetaPlus se han conducido nuevos meta-an√°lisis y revisiones sist√©micas que confirman la efectividad de las soluciones de la Gln como parte de los esquemas de repleci√≥n nutricional que se conducen en las unidades de cuidados cr√≠ticos. Tambi√©n se han emitido nuevas recomendaciones y pautas sobre la mejor selecci√≥n de los pacientes que se beneficiar√≠an m√°ximamente de la administraci√≥n de Gln, las precauciones que se deben observar con estos preparados farmacol√≥gicos, y las contraindicaciones para el uso de la Gln. Se avizora una nueva era de (re)descubrimientos del lugar de la Gln en la terapia nutricional.
Alfredo Matos Adames, Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Estado del apoyo nutricional en una unidad hospitalaria verticalizada en la atenci√≥n del ni√Īo quemadoJustificaci√≥n: El apoyo nutricional (AN) debe ser parte integral de los cuidados de salud del ni√Īo | adolescente quemado, para as√≠ contribuir as√≠ a la supervivencia post-injuria y la efectividad de las acciones m√©dico-quir√ļrgicas. Existe poca informaci√≥n sobre el estado del AN en las unidades hospitalarias de atenci√≥n del ni√Īo | adolescente quemado. Objetivo: Presentar el estado del AN que se le brinda al ni√Īo | adolescente quemado atendido en el Servicio de Quemados del Hospital Pedi√°trico Docente ‚ÄúJuan Manuel M√°rquez‚ÄĚ (La Habana, Cuba). Dise√Īo del estudio: Retrospectivo, anal√≠tico. Material y m√©todo: De los registros hist√≥ricos del Servicio hospitalario de Quemados se recuperaron los datos demogr√°ficos y cl√≠nicos de 265 ni√Īos y adolescentes (Varones: 65.3%; Edad promedio: 5.9 ¬Ī 4.4 a√Īos; Edades < 1 a√Īo: 6.1%) atendidos entre los a√Īos 2000 ‚Äď 2015 (SCQ > 10%: 66.7%; Estad√≠a hospitalaria > 15 d√≠as: 66.0%; Escarotom√≠a + injertos: 65.7%; Fallecidos: 4.9%), junto con las caracter√≠sticas procedurales de los esquemas NA administrados. Resultados: Los cuidados alimentarios y nutricionales brindados a los pacientes quemados atendidos en el Servicio se distribuyeron como sigue: Prescripci√≥n diet√©tica: 94.7%; Suplementaci√≥n vitamino-mineral: 96.6%; Suplementaci√≥n enteral (l√©ase tambi√©n Nutrici√≥n enteral volitiva): 14.7%; Alimentaci√≥n asistida por sonda nasoenteral: 0.8%; Nutrici√≥n enteral no volitiva: 3.8%; y Nutrici√≥n parenteral: 62.6%; respectivamente. La lactancia materna se preserv√≥ en 2 de los ni√Īos de la serie de estudio. El aporte energ√©tico promedio se comport√≥ de la manera siguiente: Prescripci√≥n diet√©tica: 52.5 ¬Ī 35.2 Kcal.Kg peso corporal-1.24 horas-1; Suplementaci√≥n enteral oral: 494.6 ¬Ī 417.4 Kcal.d√≠a-1.paciente-1; Nutrici√≥n enteral no volitiva: 97.3 ¬Ī 50.3 Kcal. Kg-1.d√≠a-1; y Nutrici√≥n parenteral: 10.9 ¬Ī 8.7 Kcal.Kg-1.24 horas-1. La tasa de complicaciones fue del 78.6%. La sepsis (local + general), la anemia, los trastornos de la utilizaci√≥n perif√©rica de los gl√ļcidos (resultando tanto en hipoglicemia como hiperglicemia) y las diarreas fueron las complicaciones m√°s frecuentes. Conclusiones: Se preserv√≥ la v√≠a oral para el sost√©n del estado nutricional mediante el consumo de alimentos como intervenci√≥n nutricional primaria. La prescripci√≥n diet√©tica hospitalaria se acompa√Ī√≥ de las otras formas de AN para el aporte de cantidades supram√°ximas de energ√≠a no proteica. Todav√≠a existen pacientes en los que no se pueden articular esquemas AN coherentes debido al impacto de la quemadura y la agresi√≥n subsiguiente.
Alejandro Torres Amaro
 PDF
 
Andrés Luciano Nicolás Martinuzzi, Eduardo Manuel Ferraresi Zarranz, Sergio Santana Porbén, Santiago Alcántara, Martín Alonso
 PDF
 
Estado de la calidad de los cuidados nutricionales en una unidad de terapia intensiva neonatalLas demoras en el inicio de la provisi√≥n de cuidados nutricionales a un reci√©n nacido que as√≠ lo necesite lo expone innecesariamente a una situaci√≥n de urgencia metab√≥lica que altera profundamente los mecanismos de regulaci√≥n homeost√°tica del medio interno, con los consiguientes efectos delet√©reos a corto y largo plazo sobre el estado nutricional. El presente estudio se condujo para evaluar el estado de la provisi√≥n de cuidados nutricionales a los reci√©n nacidos atendidos en la Unidad de Terapia Intensiva Neonatal (UTIN) del Hospital Gineco-obst√©trico de Guanabacoa (La Habana, Cuba) durante el quinquenio 2000-2004. Se obtuvieron datos sobre el estado nutricional de los reci√©n nacidos atendidos en la UTIN, los problemas de salud concurrentes, las necesidades nutrimentales estimadas, y el estado de los esquemas de Nutrici√≥n artificial y Apoyo nutricional instalados corrientemente en el reci√©n nacido. El estudio revel√≥ progresi√≥n de la p√©rdida de peso del reci√©n nacido durante el tiempo de permanencia en la UTIN, comienzo tard√≠o del apoyo nutricional, baja tasa de utilizaci√≥n de t√©cnicas de Nutrici√≥n parenteral en los ni√Īos en los que la v√≠a oral estaba suspendida 72 horas (o m√°s), e incremento del n√ļmero de ni√Īos desnutridos al egreso de la UTIN. Se emitieron recomendaciones sobre el dise√Īo e implementaci√≥n de los protocolos pertinentes de evaluaci√≥n del estado nutricional, el momento del inicio del apoyo nutricional, el dise√Īo, instalaci√≥n, mantenimiento, monitoreo y retiro de los esquemas de Nutrici√≥n artificial, y el uso oportuno y correcto de soluciones parenterales de l√≠pidos.
Alina Gonz√°lez Hern√°ndez, Lourdes Pupo Portal
 PDF
 
Andrés Luciano Nicolás Martinuzzi, Santiago Alcántara, Amin Corbal, María Elena Di Leo, Andrés Guillot, Analía Palaoro, Eduardo Manuel Ferraresi Zarranz, Carlos Feller, Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Impacto de un programa de capacitaci√≥n en nutrici√≥n sobre la atenci√≥n de enfermer√≠a en el cuidado del paciente cr√≠ticoJustificaci√≥n: Los profesionales de la salud tienen conocimientos en nutrici√≥n cl√≠nica que no se corresponden con el desarrollo que ha cobrado esta ciencia en los √ļltimos tiempos. Material y m√©todo: Se midi√≥ el impacto sobre indicadores selectos de gesti√≥n de la Unidad de Cuidados Intensivos, Hospital ‚ÄúAbel Santamar√≠a Cuadrado‚ÄĚ (Pinar del R√≠o, Pinar del R√≠o, Cuba), de un programa de capacitaci√≥n orientado a incrementar el nivel de conocimientos en Nutrici√≥n del personal de enfermer√≠a, y con ello, contribuir a la prevenci√≥n de las complicaciones que pudieran ocurrir en un paciente denotado como Desnutrido/En riesgo de estarlo. Las actividades docentes previstas en el programa de capacitaci√≥n se impartieron entre Julio del 2009 ‚Äď Enero del 2010 (ambos meses inclusive), y se extendieron al entrenamiento de los enfermeros que laboraban en la Unidad en los protocolos de cuidados alimentarios y nutricionales del enfermo atendido. Resultados: Se redujo significativamente el n√ļmero de enfermero(a)s con conocimientos insuficientes de Nutrici√≥n (Antes de la capacitaci√≥n: 70.0% vs. Despu√©s: 10.0%; Cambio = 60.0%; p < 0.05). Tambi√©n disminuy√≥ la ocurrencia de sepsis (Antes: 78.4% vs. Despu√©s: 47.9%; Cambio = 30.5%; p < 0.05); y la tasa de mortalidad (Antes: 37.1% vs. Despu√©s: 27.6%; Cambio = 9.5%; p = 0.07). La estad√≠a en la UCI fue, asimismo, menor. Conclusiones: El programa de capacitacion en Nutrici√≥n del personal de Enfermer√≠a conducido en la UCI tuvo un impacto favorable sobre los indicadores selectos de la gesti√≥n de la unidad.
Estela Gigato Mesa, María Esther Hernández Gigato, Deyanira Martínez Sarmiento, María Dianelys Aguilar Pérez
 PDF
 
Estado nutricional postquir√ļrgico del paciente oncol√≥gico al ingreso en una unidad de cuidados cr√≠ticosIntroducci√≥n: La desnutrici√≥n afecta al 15 ‚Äď 40% de los pacientes oncol√≥gicos en el momento del diagn√≥stico, y el 80% de los casos de enfermedad avanzada. La evaluaci√≥n nutricional debe identificar estados de desnutrici√≥n, estimar el riesgo de padecerla en alg√ļn momento de la evoluci√≥n, revelar pacientes requeridos de tratamiento nutricional, y seguir la respuesta a la repleci√≥n nutricional. Objetivo: Describir la relaci√≥n entre el estado nutricional postquir√ļrgico del paciente¬† oncol√≥gico al ingreso en una Unidad de Cuidados Cr√≠ticos (UCI) y eventos no deseados. Dise√Īo del¬† estudio: Observacional, prospectivo, anal√≠tico. Material y m√©todo: El puntaje CONUT se calcul√≥ de los indicadores bioqu√≠micos del estado nutricional medidos en 131 pacientes (Hombres: 51.9%; Edades >= 60 a√Īos: 58.8%; Estad√≠a en la UCI: 5.6 -/+ 5.8 d√≠as) ingresados en la UCI del Instituto de Oncolog√≠a y Radiobiolog√≠a (La Habana, Cuba) despu√©s de operados de tumores de pulm√≥n, es√≥fago y est√≥mago, y colon, recto, ano y canal anal. Resultados: La tasa de eventos adversos durante la estancia en la UCI fue del 12.9%. La tasa de mortalidad dentro de la UCI fue del 9.2%. La frecuencia de desnutrici√≥n al ingreso en la UCI fue del 59.5%: Alb√ļmina s√©rica < 30.0g.L-1: 42.0%; Colesterol total s√©rico < 3.0 mmol.L-1: 53.4%; y Conteo Total de Linfocitos (CTL) < 1,200 c√©lulas.mL-1: 33.6%; respectivamente. El 66.4% de los pacientes estudiados ten√≠an puntajes CONUT < 5. El puntaje CONUT se asoci√≥ con la estad√≠a hospitalaria. Conclusiones: El puntaje CONUT puede se√Īalar a aquellos con estad√≠as prolongadas en la UCI.
Anarelys Gutiérrez Noyola, Frank Daniel Martos Benítez, Adisbel Echeverría Víctores, Yoice Pupo San Juan, Andrés Soto García, Liliana Alonso Rodríguez, Ana Lidia Linares Roque, Roberto Blanco Fernández
 PDF
 
Sobre la falla intestinal en las unidades de cuidados cr√≠ticos de la ArgentinaIntroducci√≥n: La falla intestinal (FI) se define como ‚Äúla reducci√≥n de la funci√≥n intestinal por debajo del m√≠nimo necesario para la absorci√≥n de macronutrientes y/o agua/electrolitos, y que requiere nutrici√≥n parenteral (NP) para mantener la salud y/o crecer". La FI puede ser aguda ¬†(tipos I ‚Äď II) y cr√≥nica (tipo III). La FI aguda (FIA) es una condici√≥n aguda prolongada, frecuente en los pacientes metab√≥licamente inestables atendidos en las unidades de cuidados cr√≠ticos (UCI), y demanda cuidados especializados y costosos. La incidencia de la FIA no ha sido documentada en la Argentina. Objetivo: Determinar la incidencia de la FIA en una UCI mediante un estudio bic√©ntrico. Dise√Īo del estudio: Estudio bic√©ntrico, prospectivo y observacional. Serie de estudio: Veintisiete pacientes adultos (Hombres: 70.4 % vs. Mujeres: 29.6%; Edad promedio: 56.2 ¬Ī 15.2 a√Īos) que fueron atendidos en sendas UCI de las provincias de Neuqu√©n y C√≥rdoba entre el 1ro de Noviembre del 2019 y el 30 de Junio del 2020 (ambos inclusive). M√©todos: La FIA fue diagnosticada mediante los criterios avanzados por la European Society of Clinical Nutrition and Metabolism (ESPEN) en el a√Īo 2015. Resultados: La incidencia de FIA fue del 4.8 % en 677 ingresos registrados durante la ventana de observaci√≥n del estudio. Los 27 pacientes descritos se correspondieron con aquellos que cumplieron los criterios de inclusi√≥n en el estudio. La FIA en los 27 pacientes estudiados se distribuy√≥ como sigue: FIA-I: 62.9 % vs. FIA-II: 37.1 %. Comparados con los pacientes atendidos en la UCI por otras causas, los pacientes diagnosticados con FIA eran m√°s j√≥venes, ten√≠an puntajes SOFA y APACHE m√°s elevados, y presentaron una mayor frecuencia de disfunciones org√°nicas m√ļltiples (DOM), internaciones m√°s prolongadas, y una mayor mortalidad. La hipoalbuminemia, la hipocolesterolemia, la hipotransferrinemia, la hipocalcemia, la hipomagnesemia y la hiperbilirrubinemia se encontraron entre los hallazgos hematobioqu√≠micos. La nutrici√≥n parenteral total (NPT) fue la principal intervenci√≥n nutricional. Aquellos pacientes que recibieron > 1.25 g de amino√°cidos.kg-1.d√≠a-1 exhibieron una menor mortalidad. Solamente uno (3.7 %) de los pacientes con FIA evolucion√≥ hacia la FIC, y egres√≥ hacia un esquema domiciliario de NP. Conclusiones: La incidencia de la FIA es baja en las UCI de la Argentina, pero la baja incidencia encontrada no debe oscurecer la mayor morbimortalidad de los pacientes diagnosticados con esta condici√≥n, y las demandas superiores de cuidados hospitalarios y nutricionales. Muy pocos pacientes con FIA evolucionan hacia las formas cr√≥nicas de la condici√≥n. Es probable que un aporte superior de amino√°cidos parenterales como parte del esquema NP se traslade a una mayor supervivencia.
Andr√©s Luciano Nicol√°s Martinuzzi, Ezequiel Manrique, Pedro Roel, Mat√≠as Corn√ļ, Yamila Lombi
 PDF
 
Supervivencia del paciente pedi√°trico quir√ļrgico cr√≠tico con puntaje PYMS elevado y d√©ficit energ√©tico ‚Č• 25 % de las necesidadesIntroducci√≥n: La intervenci√≥n nutricional del paciente pedi√°trico quir√ļrgico cr√≠tico (PQC) es compleja, y requiere de herramientas de pesquisaje nutricional para lograr una mayor supervivencia. El sistema PYMS de puntaje (del ingl√©s ‚ÄúPediatric Yorkhill Malnutrition Score‚ÄĚ) ha demostrado una elevada validez diagn√≥stica en el reconocimiento del riesgo nutricional. En Cuba no se han completado estudios sobre las asociaciones entre la supervivencia de los pacientes PQC y el puntaje PYMS. Objetivo: Determinar las asociaciones entre la supervivencia de los pacientes PQC y el sistema PYMS de puntaje nutricional. Locaci√≥n del estudio: Unidad de Cuidados Intensivos Pedi√°tricos (UCIP) del Hospital Pedi√°trico ‚ÄúOctavio de la Concepci√≥n de la Pedraja‚ÄĚ (Holgu√≠n, Holgu√≠n, Cuba). Dise√Īo del estudio: Longitudinal, observacional, anal√≠tico. El dise√Īo del estudio contempl√≥ dos cortes transversales: Primer corte: A la inclusi√≥n del paciente en el estudio para establecer el estado nutricional mediante el puntaje PYMS; y Segundo corte: Al egreso del paciente de la UCIP para fijar la condici√≥n al egreso (Vivo/Fallecido). Serie de estudio: Cincuenta y cinco pacientes con edades mayores de 28 d√≠as, y hasta los 18 a√Īos 11 meses y 29 d√≠as, admitidos en la UCIP entre Enero del 2018 y Enero del 2019 (ambos inclusive) despu√©s de procederes quir√ļrgicos metab√≥licamente demandantes, y que permanecieron ingresados en la UCIP durante 10 (o m√°s) d√≠as, y que recibieron nutrici√≥n parenteral total (NPT) como modalidad √ļnica de apoyo nutricional durante la estad√≠a en la UCIP. Se obtuvo el consentimiento informado aprobado y firmado de los tutores legales para la inclusi√≥n del paciente en la serie de estudio. M√©todos: Se registraron los ingresos diarios y acumulados de energ√≠a metab√≥lica administrados mediante NPT durante la estancia del paciente PQC en la UCIP. El d√©ficit energ√©tico se estableci√≥ en el d√≠a 10mo de estancia en la UCIP ante ingresos diarios de energ√≠a metab√≥lica < 75 % de las necesidades estimadas. Las asociaciones entre el puntaje PYMS y el d√©ficit energ√©tico, por un lado, y la condici√≥n del paciente PQC al egreso de la UCIP, por el otro, se modelaron mediante curvas de Kaplan-Meier separadas y el c√°lculo del estad√≠grafo log-rank de Cox-Mantel. Adicionalmente, se construyeron curvas ROC (del ingl√©s ‚ÄúReceiver Operating Curves‚ÄĚ) para determinar los puntos de corte √≥ptimos de mortalidad del paciente PQC. Resultados: De acuerdo con la condici√≥n al egreso de la UCIP, los pacientes se distribuyeron de la manera siguiente: Supervivientes: 85.5 % vs. Fallecidos: 14.5 %. El puntaje PYMS promedio fue de 4.80 ¬Ī 1.64. El 45.5 % de los pacientes estudiados mostr√≥ puntajes PYMS ‚Č• 6 al ingreso en la serie de estudio. El puntaje PYMS elevado se asoci√≥ con una mayor mortalidad. De hecho, los 8 pacientes que fallecieron durante la ventana de observaci√≥n del estudio ten√≠an puntajes PYMS elevados (c2 = 10.5; p < 0.05; test de Mantel-Cox basado en la distribuci√≥n ji-cuadrado). El d√©ficit energ√©tico promedio en el d√≠a 10mo de estancia en la UCIP fue de -42.3 ¬Ī 13.6 kcal.kg-1.d√≠a-1 (¬ļ 69.8 ¬Ī 7.2 % de los requerimientos estimados). Seg√ļn el d√©ficit energ√©tico en el d√≠a 10mo, la serie de estudio se distribuy√≥ como sigue: D√©ficit ‚Č• 25 %: 49.1 % vs. D√©ficit < 25 %: 50.9 %. El d√©ficit energ√©tico no influy√≥ en la supervivencia del paciente PQC, aunque se hace notar que aquellos con una superior adecuaci√≥n energ√©tica mostraron una mayor supervivencia: Tasa de supervivencia: D√©ficit ‚Č• 25 %: 77.8 % vs. D√©ficit < 25 %: 92.9 % (c2 = 0.428; p > 0.05; test de Mantel-Cox basado en la distribuci√≥n ji-cuadrado). La exactitud diagn√≥stica del puntaje PYMS y el d√©ficit energ√©tico ‚Č• 25 % como predictores de la mortalidad del paciente PQC fue como sigue: √Ārea bajo la curva ROC: Puntaje PYMS > 4.5: 0.891 vs. D√©ficit ‚Č• 25 %: 0.468 (p < 0.05). Conclusiones: La mortalidad del paciente PQC puede predecirse del puntaje PYMS asignado al ingreso en la UCIP.
Taymí Castro Morales, Alfredo Carlos Rodríguez Portelles, Alberto Rubén Piriz Assa, Arianna Maité Céspedes Rómulo
 PDF
 
Elementos 1 - 10 de 10

Consejos de b√ļsqueda:

  • Los t√©rminos de b√ļsqueda no distinguen entre may√ļsculas y min√ļsculas
  • Las palabras comunes ser√°n ignoradas
  • Por defecto, s√≥lo aquellos art√≠culos que contengantodos los t√©rminos en consulta, ser√°n devueltos (p. ej.: Y est√° impl√≠cito)
  • Combine m√ļltiples palabras conO para encontrar art√≠culos que contengan cualquier t√©rmino; p. ej., educaci√≥n O investigaci√≥n
  • Utilice par√©ntesis para crear consultas m√°s complejas; p. ej., archivo ((revista O conferencia) NO tesis)
  • Busque frases exactas introduciendo comillas; p.ej, "publicaciones de acceso abierto"
  • Excluya una palabra poniendo como prefijo - o NO; p. ej. -pol√≠tica en l√≠nea o NO pol√≠tica en l√≠nea
  • Utilice * en un t√©rmino como comod√≠n para que cualquier secuencia de caracteres concuerde; p. ej., soci* moralidad har√° que aparezcan aquellos documentos que contienen "sociol√≥gico" o "social"