Estado del nitrógeno ureico urinario en los pacientes atendidos en un hospital general del sur de puebla

Introducci√≥n: La desnutrici√≥n prevalente en el ambiente hospitalario condiciona la evoluci√≥n cl√≠nica del paciente; se asocia con complicaciones aumentadas, tiempo de estancia prolongado, y mortalidad incrementada. La nutrici√≥n artificial (NA) estar√≠a entonces justificada plenamente. El nitr√≥geno ureico urinario (NUU) ser√≠a un indicador de la efectividad terap√©utica de la NA Objetivo: Evaluar el NNU excretado en pacientes hospitalizados necesitados de NA. Dise√Īo del estudio: Descriptivo, transversal. Serie de estudio: Veintis√©is pacientes (Hombres: 65.4%; Edad: 37.1 -/+ 17.0 a√Īos) que fueron interconsultados por el equipo¬† multidisciplinario de terapia nutricional (EMTN) del Hospital General del Sur de Puebla ‚ÄúDr. Eduardo V√°zquez Navarro‚ÄĚ (Puebla, M√©xico). Seg√ļn el √ćndice de Riesgo Nutricio (IRN), el 92.3% de los enfermos se encontraba en riesgo incrementado de desnutrici√≥n. El 76.9% de los pacientes ten√≠a valores del √°rea muscular del brazo < 85% de la referencia. En el 92.3% de los enfermos se encontraron cifras de Alb√ļmina s√©rica ? 29.0 g.L-1. En contraste, solo el 34.6% de la serie de estudio exhib√≠a valores disminuidos del pliegue cut√°neo tricipital. M√©todos: El NNU se estim√≥ de la urea presente en una colecci√≥n de 24 horas de orina. Resultados: La excreci√≥n promedio de NUU fue de 17.6 -/+ 7.9 g.24 horas-1. El 84.6% de los pacientes se present√≥ con cifras de NUU > 10 g.24 horas-1. Conclusiones: En los pacientes hospitalizados concurren depleci√≥n de los tejidos magros, hipoalbuminemia importante, y p√©rdidas aumentadas de NUU.

Tania Bilbao Reboredo, Marcela V√©lez Pliego, Abene Aintzane Fern√°ndez de Gamboa Orrego, Jes√ļs Ad√°n Ortega Gonz√°lez, Adriana Elizabeth Corte Sol√≥rzano
 PDF
 
Estado nutricional de los ni√Īos ingresados en un hospital pedi√°trico de La Habana. I. Edades entre 0 y 2 a√ĪosLos valores corrientes de Talla y Peso de ni√Īos y ni√Īas con edades decimales entre 0.1 ‚Äď 2.5 a√Īos atendidos en el Hospital Pedi√°trico ‚ÄúWilliam Soler‚ÄĚ (La Habana, Cuba) se contrastaron con los prescritos en las Tablas Cubanas para el sexo y la edad. Se denot√≥ al ni√Īo(a) encuestado como desnutrido si la Talla/Peso < percentil 10 de las Tablas cubanas. La frecuencia de desnutrici√≥n hospitalaria fue del 23.8%. El 15.3% de los valores de la Talla, y el 20.2% del Peso, fueron inferiores al percentil 10 de las Tablas cubanas, respectivamente. La Talla y el Peso estuvieron afectados simult√°neamente en el 11.9% de los ni√Īos y ni√Īas encuestados. La desnutrici√≥n fue independiente del sexo o el color de piel. La frecuencia de trastornos nutricionales entre los ni√Īo(a)s con edades mayores de 1 a√Īo fue del 34.6%. Los trastornos nutricionales se concentraron entre los enfermos del coraz√≥n y los vasos sangu√≠neos, c√°ncer y afecciones gastrointestinales. Los servicios de Cardiolog√≠a, Gastroenterolog√≠a, Cuidados cr√≠ticos, Hematolog√≠a, Oncolog√≠a y Cirug√≠a maxilofacial se distinguieron por las tasas mayores de desnutrici√≥n. La frecuencia de desnutrici√≥n se increment√≥ con la estad√≠a hospitalaria, hasta ser del 46.2% para aquellos ni√Īo(a)s que acumulaban entre 8 ‚Äď 15 d√≠as de estad√≠a hospitalaria. El riesgo de desnutrirse del ni√Īo(a) hospitalizado fue independiente del estado antropom√©trico. El estudio presente llama la atenci√≥n sobre la existencia de trastornos nutricionales importantes entre los ni√Īo(a)s atendidos en un hospital pedi√°trico de la ciudad capital del pa√≠s, y la necesidad de instalar las pol√≠ticas institucionales para preservar el estado nutricional durante la hospitalizaci√≥n, y asegurar el √©xito de la intervenci√≥n m√©dico-quir√ļrgica.
Lázaro Alfonso Novo, Sergio Santana Porbén
 PDF
 
La sindemia global de obesidad, desnutrici√≥n y cambio clim√°tico: Efectos de la COVID 19La pandemia de la Covid 19 (desatada y decretada en el mes de Marzo del 2020) ha exacerbado las inequidades, desigualdades y desequilibrios que dominan el mundo de hoy. Llama la atenci√≥n de todos que los sujetos diagnosticados con fenotipos nutricionales polares exhiben el riesgo mayor del contagio, las complicaciones y la mortalidad atribuibles al virus SARS Cov 2 (agente causal responsable de la Covid 19). El nexo documentado en varias series cl√≠nicas que se han recogido en pa√≠ses de Am√©rica, la Uni√≥n Europa y Asia entre la susceptibilidad a la infecci√≥n viral y el estado nutricional del sujeto ha vuelto a colocar en el primer plano del debate p√ļblico y cient√≠fico las estrechas interacciones que sostienen la inmunocompetencia y la nutrici√≥n. La alimentaci√≥n saludable, variada, equilibrada e inocua ser√≠a clave en el aseguramiento de un enfrentamiento exitoso a la Covid 19, pero no puede pasarse por alto que la seguridad alimentaria de las personas, comunidades y pa√≠ses se debe realizar (y asegurar) dentro de un contexto global dominado por el cambio clim√°tico y las consecuentes afectaciones para la producci√≥n mundial de alimentos. La humanidad enfrenta hoy lo que ser√≠a su desaf√≠o m√°s poderoso, cuando dentro de una sindemia singular y √ļnica se han integrado el cambio clim√°tico, la vulnerabilidad alimentaria y nutricional, la doble carga de la morbilidad nutricional, el alza en las enfermedades cr√≥nicas no transmisibles, y ahora la pandemia de la Covid 19. El √©xito en la contenci√≥n y eventual superaci√≥n de la Covid 19 depender√≠a entonces de la actuaci√≥n intersectorial e interdisciplinaria, y el reconocimiento en todo momento del estado nutricional del sujeto como la expresi√≥n m√°s concentrada del estado de salud.
Santa Magalys Jiménez Acosta, Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Estado de la intervenci√≥n nutricional en un programa hospitalario de hemodi√°lisis cr√≥nicaSe han introducido cambios tecnol√≥gicos en la TSR Terapia Sustitutiva Renal administrada a los nefr√≥patas atendidos en las unidades de di√°lisis. Interes√≥ evaluar si estos cambios tecnol√≥gicos pudieran traer consigo una disminuci√≥n de la frecuencia de DEN Desnutrici√≥n Energ√©tico-Nutrimental documentada hist√≥ricamente. La DEN no solo es un problema de frecuente presentaci√≥n en el nefr√≥pata sujeto a TSR Terapia Sustitutiva Renal, sino que contribuye adem√°s a la morbimortalidad a trav√©s del s√≠ndrome DIA Desnutrici√≥n-Inflamaci√≥n-Arteriosclerosis. Se evalu√≥ transversalmente el estado nutricional de 60 pacientes nefr√≥patas sujetos a TSR en 2 unidades de La Habana (Cuba), indistintamente mediante la ESG Encuesta Subjetiva Global y un sistema de puntaje diagn√≥stico que integr√≥ indicadores antropom√©tricos y bioqu√≠micos. Se registraron, adem√°s, las intervenciones nutricionales conducidas en los pacientes encuestados. El 41.6% present√≥ puntaje (B + C) seg√ļn la ESG. El 75.0% de los enfermos mostr√≥ grados variables de DEN seg√ļn el puntaje nutricional. El puntaje nutricional estuvo determinado por el estado corriente de los indicadores bioqu√≠micos. El puntaje nutricional fue independiente de las caracter√≠sticas sociodemogr√°ficas y cl√≠nicas de la serie de estudio, la causa primaria de p√©rdida de la funci√≥n renal; y las caracter√≠sticas de la TSR administrada. El 86.7% de los pacientes encuestados recibi√≥ consejer√≠a dietoterap√©utica como opci√≥n intervencionista, pero solo en el 13.3% de ellos se emplearon t√©cnicas de suplementaci√≥n enteral y Nutrici√≥n artificial. El estado nutricional fue independiente de los cambios tecnol√≥gicos ocurridos en la TSR. La consejer√≠a dietoterap√©utica por s√≠ sola no basta para el tratamiento de la DEN en el nefr√≥pata sujeto a TSR. Se deben considerar opciones de intervenci√≥n mediante suplementaci√≥n enteral y t√©cnicas de Nutrici√≥n artificial en aquellos enfermos que muestren deterioro del estado nutricional, por la repercusi√≥n de la DEN en la evoluci√≥n del enfermo y la respuesta al tratamiento dial√≠tico.
Guillermo Juan Guerra Bustillo, Gerardo Borroto Díaz, Reynaldo Alarcón O’Farrill, Amaury Lorenzo Clemente, Famet Alfonso Sat, Evangelina Barranco Hernández
 PDF
 
La prealb√ļmina s√©rica en el reconocimiento de la desnutrici√≥n hospitalariaJustificaci√≥n: La prealb√ļmina (PAB) es una prote√≠na secretora hep√°tica empleada en los ejercicios de evaluaci√≥n nutricional debido a la corta vida media y la facilidad de la determinaci√≥n anal√≠tica. La PAB puede identificar a los pacientes desnutridos en riesgo de complicarse y fallecer tras cirug√≠a electiva. Objetivo: Evaluar el comportamiento de la PAB como indicador de la desnutrici√≥n hospitalaria. Dise√Īo del estudio: Prospectivo, longitudinal, anal√≠tico. Serie de estudio: Ochenta y siete pacientes (Hombres: 55.1%; Edades >= 60 a√Īos: 41.3%; Estad√≠a hospitalaria: 14.9 -/+ 22.1 d√≠as; Tasa de mortalidad: 14.9%) atendidos en el Hospital Cl√≠nico-quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ (La Habana, Cuba) entre Septiembre del 2014 y Diciembre del 2015 (ambos inclusive); y que estuvieron sujetos a intervenci√≥n nutricional. Material y m√©todo: Se examinaron la naturaleza y la fuerza de las asociaciones entre la PAB s√©rica, por un lado, y la estad√≠a hospitalaria y la mortalidad, por el otro. Resultados: La PAB promedio a la admisi√≥n del paciente fueron de 0.11 -/+ 0.07 g.L-1. El 82.7% de los enfermos se present√≥ con PAB < 0.2 g.L-1. Los valores basales de la PAB fueron independientes del √ćndice de Masa Corporal (IMC), o el puntaje asignado mediante la Encuesta Subjetiva Global (ESG). La PAB fue tambi√©n independiente de la estad√≠a hospitalaria y el riesgo de fallecer. Los valores basales de PAB se incrementaron transcurridos 3 y 7 d√≠as de la intervenci√≥n nutricional. El cambio en la PAB puede explicarse por la disminuci√≥n de la respuesta inflamatoria sist√©mica y la hipercatabolia. Conclusiones: La PAB disminuida puede distinguir a los pacientes se√Īalados para intervenci√≥n nutricional.
Yuraysi Mel√©ndez Montero, Josanne Soto Matos, Jes√ļs Barreto Peni√©, Isabel Mora D√≠az
 PDF
 
Estado nutricional del paciente con infarto cerebral atendido en un hospital cl√≠nico quir√ļrgico provincialEl ictus constituye la tercera causa de muerte en Cuba, y la primera de discapacidad. En estos pacientes concurren factores importantes que pueden conspirar contra el estado nutricional durante el tr√°nsito por la etapa aguda de la enfermedad. Tales factores se identificaron mediante un estudio prospectivo realizado con 49 pacientes atendidos en la Unidad de Cuidados Intensivos, Hospital Cl√≠nico quir√ļrgico provincial ‚ÄúAbel Santamar√≠a Cuadrado‚ÄĚ (Pinar del R√≠o, Pinar del R√≠o, Cuba) durante el a√Īo 2008. El estado nutricional se determin√≥ en el momento del ingreso en la Unidad mediante la Encuesta Subjetiva Global desarrollada por Detsky y cols. (1987), e indicadores bioqu√≠micos e inmunol√≥gicos. Adicionalmente, se exploraron las relaciones entre el estado nutricional, por un lado, y la estad√≠a hospitalaria y la condici√≥n al egreso (Vivo/Fallecido), por el otro. El 20.4% de los pacientes estudiados estaba desnutrido en el momento de la admisi√≥n en la Unidad. Los valores menores de los indicadores bioqu√≠micos e inmunol√≥gicos del estado nutricional se observaron en los pacientes desnutridos. La estad√≠a en la UCI result√≥ en un deterioro progresivo del estado nutricional, junto con un incremento de la frecuencia de los valores an√≥malos de los indicadores bioqu√≠micos e inmunol√≥gicos del estado nutricional. El estado nutricional se asoci√≥ fuertemente con la condici√≥n del paciente al egreso. Urge intervenir sobre los factores identificados para asegurar la supervivencia del paciente al evento agudo, y prevenir la ocurrencia de trastornos nutricionales que pueden afectar el tr√°nsito del mismo por la Unidad.
María Esther Hernández Gigato
 PDF
 
Estado de la desnutrici√≥n en el Hospital Cl√≠nico Quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ de La HabanaIntroducci√≥n: La tasa de desnutrici√≥n en el Hospital Cl√≠nico Quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ (La Habana, Cuba) fue del 35.9% en el 2000. En la d√©cada transcurrida se redujo la dotaci√≥n de camas hospitalarias, se reorden√≥ la organizaci√≥n y trabajo de los servicios cl√≠nicos y quir√ļrgicos, y disminuyeron los ingresos hospitalarios. Es probable que estos cambios hayan influido sobre la tasa de desnutrici√≥n hospitalaria. Objetivo: Estimar la frecuencia corriente de desnutrici√≥n hospitalaria. Dise√Īo: La desnutrici√≥n
hospitalaria se diagnostic√≥ mediante la Evaluaci√≥n Subjetiva Global en 460 pacientes ingresados entre Agosto y Diciembre del 2009. Los fenotipos¬† nutricionales se distribuyeron seg√ļn las variables demogr√°ficas, la enfermedad de base, la presencia de
c√°ncer, infecci√≥n y enfermedad org√°nica cr√≥nica, los servicios hospitalarios y la estad√≠a hospitalaria. Resultados: La desnutrici√≥n hospitalaria fue del 37.8%. La desnutrici√≥n fue prevalente entre los mayores de 60 a√Īos, aquellos con c√°ncer, los infectados, y los
afectados por una enfermedad orgánica crónica. Los servicios hospitalarios de Gastroenterología, Nefrología y Medicina Interna concentraron los desnutridos. La tasa
de desnutrici√≥n fue mayor cuando se prolong√≥ la estad√≠a. La situaci√≥n epidemiol√≥gica encontrada fue similar a la descrita hace 8 a√Īos atr√°s. Conclusiones: La desnutrici√≥n hospitalaria constituye un importante problema institucional de salud.
Jes√ļs Barreto Peni√©, Sergio Santana Porb√©n, Malicela Barcel√≥ Acosta, Carmen Mart√≠nez Gonz√°lez, Luis Garc√©s Garc√≠a-Espinosa, Darilys Arg√ľelles Barreto, Dayam√≠ de La Cruz Hern√°ndez, Beatriz Vald√©s Girona, Rosa Jim√©nez Paneque, Abel Pernas
 PDF
 
Estado de la desnutrici√≥n en los hospitales de Cuba: Una actualizaci√≥n necesariaJustificaci√≥n: El Estudio Cubano de Desnutrici√≥n Hospitalaria, conducido en el bienio 1999 ‚Äď 2001 con 1,905 pacientes atendidos en 12 hospitales de 6 provincias del pa√≠s, revel√≥ una tasa de desnutrici√≥n hospitalaria del 41.2%. Transcurrida una d√©cada de aquella indagaci√≥n, se impone la actualizaci√≥n de este estimado. Objetivo: Actualizar el estado de la desnutrici√≥n hospitalaria en Cuba. Material y m√©todo: La presencia de desnutrici√≥n en 1,664 pacientes ingresados en 12 hospitales de 8 provincias del pa√≠s entre Marzo del 2012 y Marzo del 2014 se document√≥ mediante la Encuesta Subjetiva Global (ESG). El estado de los procesos hospitalarios de cuidados alimentarios y nutricionales se evalu√≥ con la Encuesta de Nutrici√≥n Hospitalaria (ENH). Resultados: La tasa corriente de
desnutrici√≥n hospitalaria fue del 36.9% (Cambio = +4.3%; p < 0.05). Las tasas de completamiento de los ejercicios hospitalarios de evaluaci√≥n nutricional y de uso de terapias de repleci√≥n nutricional fueron superiores. Conclusiones: Transcurridos 10 a√Īos de la primera edici√≥n del Estudio ELAN CUBA, se aprecian modestos avances en la identificaci√≥n y el tratamiento de la desnutrici√≥n en los hospitales en Cuba. Se percibe que la formaci√≥n e inserci√≥n de nutricionistas verticalizados en la actuaci√≥n hospitalaria haya contribuido al cambio observado. Asimismo, la actividad de la Sociedad Cubana de Nutrici√≥n Cl√≠nica y Metabolismo en el avance de las disciplinas de la terapia nutricional, la nutrici√≥n artificial y el metabolismo puede haber servido para un mejor reconocimiento del problema de salud representado por la desnutrici√≥n hospitalaria.
Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Estado del soporte nutricional enteral hospitalario: Prescripci√≥n vs. requerimientosJustificaci√≥n: La satisfacci√≥n de los requerimientos energ√©ticos (RE) del paciente sujeto a soporte nutricional enteral (SNE) debe orientarse a la preservaci√≥n del estado nutricional. Se han reportado fallas en los vol√ļmenes infundidos de nutrientes enterales durante la conducci√≥n del SNE. Objetivos: Evaluar si la prescripci√≥n hospitalaria (PH) de la SNE cubre los RE del paciente internado. Dise√Īo del estudio: Transversal, descriptivo. Serie de estudio: Veintinueve pacientes con edades mayores de 18 a√Īos (Hombres: 69%; Edad promedio: 68.3 ¬Ī 16.7 a√Īos) atendidos en
el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) ‚ÄúDr. Rodolfo Rossi‚ÄĚ (La Plata, Argentina) entre Enero del 2015 y Marzo del 2015 (ambos incluidos) y que recibieron SNE durante 3 d√≠as (o m√°s) sin interrupciones. Materiales y m√©todos: Los RE de cada paciente se estimaron mediante la ‚Äúregla del pulgar‚ÄĚ. Las cantidades prescritas del nutriente se calcularon de la velocidad de infusi√≥n (como mililitros.hora-1) del nutriente enteral, tal y como estaba asentada en la hoja ‚ÄúIndicaciones Terap√©uticas‚ÄĚ de la historia cl√≠nica del paciente. Se consideraron 24 horas de infusi√≥n continua, sin interrupciones, del SNE. El estado de satisfacci√≥n de los RE se obtuvo del cociente PH/RE. El esquema SNE se juzg√≥ como satisfactorio si el cociente PH/RE >= 80%. Resultados: Los RE promedio fueron de 1,743.6 ¬Ī 348.9 Kcal.24 horas-1. La PH promedio solo represent√≥ el 84.4% de los RE estimados. En el 68.9% de las instancias la PH no satisfizo el RE calculado. En la mitad m√°s uno de las historias auditadas las cantidades prescritas del nutriente enteral no superaron el 80.0% de los RE. Conclusiones: La prescripci√≥n de vol√ļmenes insuficientes del nutriente enteral dentro de un esquema SNE expone al paciente a un riesgo incrementado de desnutrici√≥n. Los insuficientes vol√ļmenes prescritos pueden trasladarse a menores vol√ļmenes administrados. Se hace necesario identificar primero, y corregir despu√©s, las falencias detectadas
en el SNE; a la vez que mejorar el trabajo  interdisciplinario.
María Paz Bettiol, María de los Angeles Rose Cash Rasch, Agustina Fantinelli, Verónica Lipovetzky, Andrea Delledonne, Cintia Etienne, María Eugenia Iribarne, Ignacio Mendéz, Magali Cortina
 PDF
 
Estado nutricional de los nefr√≥patas sujetos a di√°lisis ambulatoria en unidades de 4 provincias de CubaEn el presente trabajo se expone el estado nutricional de 370 nefr√≥patas (Hombres: 60.8%; Edades iguales/menores de 60 a√Īos: 70.3%; Piel blanca: 72.2%; HTA como causante de la p√©rdida de la funci√≥n renal: 33.7%) atendidos en 6 unidades de di√°lisis ambulatoria de 4 provincias del occidente y centro del pa√≠s. El estado nutricional se estableci√≥ de la integraci√≥n de cambios recientes en el peso corporal y los ingresos alimentarios, el valor corriente del √ćndice de Masa Corporal, y la turgencia y volumen de las masas musculares y los pliegues cut√°neos. Adicionalmente, se calific√≥ la autonom√≠a y capacidad funcional del nefr√≥pata mediante la escala de Karnofsky. Se presentaron cambios nutricionales importantes en el 77.0% de la serie de estudio. El exceso de peso se observ√≥ en el 23.4% de los enfermos, mientras que la desnutrici√≥n afectaba al 43.2% de los encuestados. Predominaron los enfermos con preservaci√≥n de la actividad funcional suficiente para atender las necesidades m√°s personales de alimentaci√≥n e higiene. El estado nutricional y la capacidad funcional del enfermo se asociaron fuertemente. La edad, el tiempo de permanencia en el programa de di√°lisis, y la enfermedad causante de la p√©rdida de la funci√≥n renal influyeron tanto sobre el estado nutricional como la capacidad funcional. El nefr√≥pata sujeto a di√°lisis iterada es particularmente vulnerable a cambios en el estado nutricional que pueden afectar eventualmente la respuesta a la terapia dial√≠tica y la evoluci√≥n de la enfermedad renal cr√≥nica.
Ra√ļl Bohorques Rodr√≠guez, Yanet √Ālvarez Gonz√°lez, Yanis V√°zquez Ad√°n, Atilano Mart√≠nez Torres, Sergio Santana Porb√©n
 PDF
 
Estado nutricional de los ni√Īos beneficiados en los Andes ecuatorianos con un programa de suplementaci√≥n nutricionalJustificaci√≥n: Los programas estatales de suplementaci√≥n nutricional se orientan a la protecci√≥n del estado nutricional de ni√Īos expuestos a la precariedad alimentaria. Objetivo: Exponer el estado nutricional de ni√Īos domiciliados en la provincia ecuatoriana de Chimborazo designados como beneficiarios de un programa estatal de suplementaci√≥n nutricional. Dise√Īo del estudio: Retrospectivo, anal√≠tico. Serie de estudio: Seiscientos diecisiete ni√Īos (Varones: 49.1%) con edades entre 0 ‚Äď 5 a√Īos de edad domiciliados en la provincia ecuatoriana de Chimborazo que son beneficiarios del programa de suplementaci√≥n con ‚ÄúChispaz‚ÄĚ (Ministerio de Salud P√ļblica de la Rep√ļblica del Ecuador). M√©todos: De las historias cl√≠nicas de los ni√Īos beneficiarios de la suplementaci√≥n con ‚ÄúChispaz‚ÄĚ se obtuvieron la talla (cm), el peso corporal (Kg) y la hemoglobina s√©rica ¬†¬†(g.L-1). El √ćndice de Masa Corporal (IMC, Kg.m-2) se calcul√≥ de los valores corrientes de talla y peso corporal. Las variables antropom√©tricas se calificaron seg√ļn los est√°ndares provistos por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS). Resultados: El 48.8% de los ni√Īos exhibi√≥ una longitud supina/estatura menor de las 2 desviaciones est√°ndar de la referencia para el sexo y la edad. Sin embargo, el peso corporal estaba preservado para la edad en el 87.3% de las instancias. El IMC se distribuy√≥ de la manera siguiente: Peso disminuido para la talla: 1.6%; Peso preservado para la talla: 93.0%; y Peso excesivo para la talla: 5.3%; respectivamente. La anemia estaba presente en el 26.6% de los ni√Īos encuestados. Conclusiones: En los ni√Īos beneficiarios de suplementaci√≥n nutricional prevalecen la baja talla para la edad y la anemia. Recomendaciones: Se debe verificar el cumplimiento de los programas de suplementaci√≥n nutricional de los ni√Īos que viven en precariedad alimentaria.
Sarita Lucila Betancourt Ortiz, Pamela Ruiz Polit
 PDF
 
Estado de los cuidados alimentarios y nutricionales en el Hospital Docente ‚ÄúGeneral Calixto Garc√≠a √ć√Īiguez‚ÄĚ de La HabanaIntroducci√≥n: La pervivencia de la desnutrici√≥n hospitalaria como problema de salud institucional podr√≠a deberse a la forma en que se conducen los cuidados alimentarios y nutricionales en los pacientes que as√≠ lo requieren. Objetivo: Describir c√≥mo se administran los cuidados alimentarios y nutricionales a los pacientes atendidos en un hospital general universitario. Material y m√©todo: Las historias cl√≠nicas de 100 pacientes (Hombres: 54.0%; Edades ‚Č• 60 a√Īos: 40.0%; Estad√≠a ‚Č• 15 d√≠as: 28.0%) que se encuestados entre Noviembre del 2014 y Noviembre del 2015 (ambos inclusive) en las distintas salas del Hospital Docente ‚ÄúGeneral Calixto Garc√≠a √ć√Īiguez‚ÄĚ (Cirug√≠a General: 29.0%; Medicina Interna: 28.0%) durante la segunda edici√≥n del Estudio ELAN (Tasa de desnutrici√≥n: 32.0%) fueron auditadas para describir los ejercicios hospitalarios de evaluaci√≥n nutricional, suplementaci√≥n oral, y nutrici√≥n artificial. Resultados: El 15.0% de los pacientes encuestados llenaba alguna indicaci√≥n de apoyo nutricional (mediana de 11 categor√≠as; valores extremos: 1.0 ‚Äď 73.3%). No obstante la tasa corriente de desnutrici√≥n hospitalaria, en menos de la mitad de las historias cl√≠nicas estaba anotado el estado nutricional del enfermo, mientras que solo en la mitad de ellas estaban registrados los valores al ingreso de la talla y el peso corporal. La suplementaci√≥n oral no fue considerada como una opci√≥n de cuidado nutricional, a pesar de que la quinta parte de los pacientes encuestados podr√≠a haberse beneficiado de ella. La tasa de uso de la Nutrici√≥n artificial fue del 5.6%. Conclusiones: El estado actual de la desnutrici√≥n contrasta con la pobre tasa de uso de los cuidados nutricionales brindados al paciente durante la hospitalizaci√≥n. Recomendaciones: Urge una pol√≠tica de alcance institucional que establezca, gestione y eduque a los equipos de trabajo en las ‚ÄúBuenas Pr√°cticas de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n‚ÄĚ del paciente hospitalizado.
Luis Garc√©s Garc√≠a-Espinosa, Darilys Arg√ľelles Barreto, Lisandra Cabrera Vald√©s, Dayam√≠ De la Cruz Hern√°ndez, Edel De la Guardia Leyva
 PDF
 
La investigaci√≥n cient√≠fica en nutrici√≥n cl√≠nica y hospitalariaLa investigaci√≥n cient√≠fica es la actividad intelectual estructurada orientada tanto a la b√ļsqueda de nuevos conocimientos como la soluci√≥n de problemas. En el caso particular de la Nutrici√≥n cl√≠nica y hospitalaria, el nutricionista enfrenta el reto principal de exponer la magnitud y las ramificaciones de la desnutrici√≥n hospitalaria como problema de salud en el entorno de desempe√Īo, as√≠ como la utilidad y la seguridad de los esquemas de intervenci√≥n/repleci√≥n nutricional que se conduzcan en el enfermo. Estas problem√°ticas solo pueden resueltas mediante la aplicaci√≥n del m√©todo cient√≠fico, que implica el recorrido a trav√©s del algoritmo Formulaci√≥n de preguntas -> Conversi√≥n en Hip√≥tesis de trabajo¬†-> Dise√Īo experimental¬†-> Conducci√≥n del dise√Īo¬†-> Obtenci√≥n de los resultados¬†-> Tratamiento estad√≠stico¬†-> Contrastaci√≥n de los resultados¬†-> Integraci√≥n en el cuerpo te√≥rico corriente¬†-> Relevancia de los resultados. La investigaci√≥n cient√≠fica no puede verse desligada de la publicaci√≥n de los resultados obtenidos en un formato estructurado, como forma primaria de intercambio con pares/terceras partes. La FELANPE Federaci√≥n Latinoamericana de Terapia Nutricional, Nutrici√≥n Cl√≠nica y Metabolismo se ha destacado por la conducci√≥n del Estudio ELAN Latinoamericano de Nutrici√≥n Hospitalaria (1999-2001), que permiti√≥ concertar los esfuerzos de las sociedades integradas en la Federaci√≥n para producir el primer diagn√≥stico regional del estado de la desnutrici√≥n hospitalaria. La experiencia del Estudio ELAN puede servir para enfrentar juntos otros retos en la Am√©rica Latina, como podr√≠a ser el impacto de las formas corrientes de provisi√≥n de cuidados nutricionales al paciente hospitalizado, y por extensi√≥n, al enfermo.
Sergio Santana Porbén
 PDF
 
Supervivencia del paciente pedi√°trico quir√ļrgico cr√≠tico con puntaje PYMS elevado y d√©ficit energ√©tico ‚Č• 25 % de las necesidadesIntroducci√≥n: La intervenci√≥n nutricional del paciente pedi√°trico quir√ļrgico cr√≠tico (PQC) es compleja, y requiere de herramientas de pesquisaje nutricional para lograr una mayor supervivencia. El sistema PYMS de puntaje (del ingl√©s ‚ÄúPediatric Yorkhill Malnutrition Score‚ÄĚ) ha demostrado una elevada validez diagn√≥stica en el reconocimiento del riesgo nutricional. En Cuba no se han completado estudios sobre las asociaciones entre la supervivencia de los pacientes PQC y el puntaje PYMS. Objetivo: Determinar las asociaciones entre la supervivencia de los pacientes PQC y el sistema PYMS de puntaje nutricional. Locaci√≥n del estudio: Unidad de Cuidados Intensivos Pedi√°tricos (UCIP) del Hospital Pedi√°trico ‚ÄúOctavio de la Concepci√≥n de la Pedraja‚ÄĚ (Holgu√≠n, Holgu√≠n, Cuba). Dise√Īo del estudio: Longitudinal, observacional, anal√≠tico. El dise√Īo del estudio contempl√≥ dos cortes transversales: Primer corte: A la inclusi√≥n del paciente en el estudio para establecer el estado nutricional mediante el puntaje PYMS; y Segundo corte: Al egreso del paciente de la UCIP para fijar la condici√≥n al egreso (Vivo/Fallecido). Serie de estudio: Cincuenta y cinco pacientes con edades mayores de 28 d√≠as, y hasta los 18 a√Īos 11 meses y 29 d√≠as, admitidos en la UCIP entre Enero del 2018 y Enero del 2019 (ambos inclusive) despu√©s de procederes quir√ļrgicos metab√≥licamente demandantes, y que permanecieron ingresados en la UCIP durante 10 (o m√°s) d√≠as, y que recibieron nutrici√≥n parenteral total (NPT) como modalidad √ļnica de apoyo nutricional durante la estad√≠a en la UCIP. Se obtuvo el consentimiento informado aprobado y firmado de los tutores legales para la inclusi√≥n del paciente en la serie de estudio. M√©todos: Se registraron los ingresos diarios y acumulados de energ√≠a metab√≥lica administrados mediante NPT durante la estancia del paciente PQC en la UCIP. El d√©ficit energ√©tico se estableci√≥ en el d√≠a 10mo de estancia en la UCIP ante ingresos diarios de energ√≠a metab√≥lica < 75 % de las necesidades estimadas. Las asociaciones entre el puntaje PYMS y el d√©ficit energ√©tico, por un lado, y la condici√≥n del paciente PQC al egreso de la UCIP, por el otro, se modelaron mediante curvas de Kaplan-Meier separadas y el c√°lculo del estad√≠grafo log-rank de Cox-Mantel. Adicionalmente, se construyeron curvas ROC (del ingl√©s ‚ÄúReceiver Operating Curves‚ÄĚ) para determinar los puntos de corte √≥ptimos de mortalidad del paciente PQC. Resultados: De acuerdo con la condici√≥n al egreso de la UCIP, los pacientes se distribuyeron de la manera siguiente: Supervivientes: 85.5 % vs. Fallecidos: 14.5 %. El puntaje PYMS promedio fue de 4.80 ¬Ī 1.64. El 45.5 % de los pacientes estudiados mostr√≥ puntajes PYMS ‚Č• 6 al ingreso en la serie de estudio. El puntaje PYMS elevado se asoci√≥ con una mayor mortalidad. De hecho, los 8 pacientes que fallecieron durante la ventana de observaci√≥n del estudio ten√≠an puntajes PYMS elevados (c2 = 10.5; p < 0.05; test de Mantel-Cox basado en la distribuci√≥n ji-cuadrado). El d√©ficit energ√©tico promedio en el d√≠a 10mo de estancia en la UCIP fue de -42.3 ¬Ī 13.6 kcal.kg-1.d√≠a-1 (¬ļ 69.8 ¬Ī 7.2 % de los requerimientos estimados). Seg√ļn el d√©ficit energ√©tico en el d√≠a 10mo, la serie de estudio se distribuy√≥ como sigue: D√©ficit ‚Č• 25 %: 49.1 % vs. D√©ficit < 25 %: 50.9 %. El d√©ficit energ√©tico no influy√≥ en la supervivencia del paciente PQC, aunque se hace notar que aquellos con una superior adecuaci√≥n energ√©tica mostraron una mayor supervivencia: Tasa de supervivencia: D√©ficit ‚Č• 25 %: 77.8 % vs. D√©ficit < 25 %: 92.9 % (c2 = 0.428; p > 0.05; test de Mantel-Cox basado en la distribuci√≥n ji-cuadrado). La exactitud diagn√≥stica del puntaje PYMS y el d√©ficit energ√©tico ‚Č• 25 % como predictores de la mortalidad del paciente PQC fue como sigue: √Ārea bajo la curva ROC: Puntaje PYMS > 4.5: 0.891 vs. D√©ficit ‚Č• 25 %: 0.468 (p < 0.05). Conclusiones: La mortalidad del paciente PQC puede predecirse del puntaje PYMS asignado al ingreso en la UCIP.
Taymí Castro Morales, Alfredo Carlos Rodríguez Portelles, Alberto Rubén Piriz Assa, Arianna Maité Céspedes Rómulo
 PDF
 
Estado de la desnutrici√≥n en un hospital docente de la ciudad de La Habana. Una actualizaci√≥nJustificaci√≥n: El Hospital Docente ‚ÄúGeneral Calixto Garc√≠a √ć√Īiguez‚ÄĚ (HDGCGI) es una instituci√≥n asistencial de la ciudad de La Habana (Cuba) de subordinaci√≥n provincial que cuenta con 450 camas de ingreso, y ejecuta 13,600 ingresos anuales. El HDGCGI es reconocido por la actividad quir√ļrgica que desarrolla y la atenci√≥n que se le dispensa a los pacientes politraumatizados y cr√≠ticamente enfermos. La tasa hist√≥rica de desnutrici√≥n hospitalaria es del 39.3%. Transcurridos 15 a√Īos de la primera encuesta de su tipo, se impone la actualizaci√≥n de este indicador. Dise√Īo del estudio: Transversal, anal√≠tico. Material y m√©todo: En d√≠as consecutivos se estableci√≥ el estado nutricional de 100 pacientes (Hombres: 54.0%; Edades ‚Č• 60 a√Īos: 40.0%; Estad√≠a ‚Č• 15 d√≠as: 28.0%) que se hospitalizaron entre Noviembre del 2014 y Noviembre del 2015 (ambos inclusive) en las distintas salas del HDGCGI (Cirug√≠a General: 29.0%; Medicina Interna: 28.0%) mediante la Encuesta Subjetiva Global (ESG). La tasa actualizada de desnutrici√≥n se obtuvo de la suma de aquellos pacientes que recibieron puntajes (B + C). Resultados: La tasa actualizada de desnutrici√≥n hospitalaria fue del 32.0% (D = -7.3%). La desnutrici√≥n se concentr√≥ ¬†entre los pacientes con estad√≠as prolongadas: Estad√≠as ¬£ 15 d√≠as: 26.4% vs. Estad√≠as > 15 d√≠as: 45.4% (D = -19.0%; p > 0.05). Conclusiones: La reducci√≥n observada en la tasa de desnutrici√≥n hospitalaria, aunque modesta, no debe soslayar el hecho de que la tercera parte de la poblaci√≥n hospitalizada puede mostrar signos evidentes de desnutrici√≥n, independientemente de las caracter√≠sticas demogr√°ficas, cl√≠nicas y sanitarias que concurran. Recomendaciones: Se debe implementar y conducir una pol√≠tica nutricional de alcance institucional en concordancia con las ‚ÄúBuenas Pr√°cticas‚ÄĚ que asegure el diagn√≥stico temprano, el tratamiento oportuno, y la prevenci√≥n en √ļltima instancia de la desnutrici√≥n asociada/precipitada por la enfermedad.
Luis Garc√©s Garc√≠a-Espinosa, Darilys Arg√ľelles Barreto, Lisandra Cabrera Vald√©s, Dayam√≠ De la Cruz Hern√°ndez, Edel De la Guardia Leyva
 PDF
 
Ivonne Chon Rivas, Daysi Chi Ram√≠rez, Roberto Le√≥n Gonz√°lez, Jes√ļs Blanco Bouza, Iv√°n Cuevas V√©liz, Alicia Rodr√≠guez Abascal, Nuria Mederos Alfonso, Carlos Roca Muchuli
 PDF
 
Aime González Santiesteban, Lázaro Velazco Brito, Diana María Díaz-Canel Navarro, Judith Cabrera González
 PDF
 
Estado de la desnutrici√≥n en un hospital de especialidades de la ciudad mexicana de TijuanaIntroducci√≥n: La desnutrici√≥n suele afectar a la mitad de la poblaci√≥n hospitalaria. Objetivo: Estimar la tasa corriente de desnutrici√≥n en el Hospital General de Tijuana. Locaci√≥n del estudio: Hospital General de Tijuana (HGT), Tijuana, Estado de Baja California (M√©xico). Dise√Īo del estudio: Transversal, anal√≠tico. Serie de estudio: Ciento setenta y ocho pacientes (Hombres: 57.3 %; Edad promedio: 53.1 ¬Ī 18.5 a√Īos; Edades ‚Č• 60 a√Īos: 39.3 %; Estad√≠a hospitalaria promedio: 3.4 ¬Ī 5.4 d√≠as; Estad√≠a hospitalaria ‚ȧ 15 d√≠as: 95.0 %) que permanecieron ingresados en el HGT durante 72 horas (o m√°s) entre Abril del 2019 y Mayo del 2019 (ambos inclusive). M√©todos: El estado nutricional de los pacientes hospitalizados fue determinado mediante la Encuesta Subjetiva Global (ESG) de Detsky et al. (1987). La tasa de desnutrici√≥n fue estimada de la proporci√≥n de sujetos con puntajes (B + C) de la ESG. La tasa de desnutrici√≥n fue ajustada de acuerdo con varios determinantes demogr√°ficos, cl√≠nicos y sanitarios del inter√©s de los investigadores. Resultados: La tasa de desnutrici√≥n corriente fue del 87.1 %. La desnutrici√≥n se concentr√≥ entre los hombres (p < 0.05), aquellos con edades ‚Č• 60 a√Īos (p > 0.05), y los que acumulaban hasta 15 d√≠as de hospitalizaci√≥n (p > 0.05); respectivamente. La desnutrici√≥n fue universal entre las enfermedades org√°nicas cr√≥nicas, las afecciones respiratorias, y el Sida y el complejo paraSida. Conclusiones: La desnutrici√≥n afecta corrientemente a la gran mayor√≠a de la poblaci√≥n hospitalaria. La extensi√≥n de la desnutrici√≥n podr√≠a depender del problema de salud que motiva el ingreso del enfermo.
Isabel Guadalupe Calvo Higuera, Andrea Gómez Carrillo
 PDF
 
Estado de los conocimientos sobre Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n entre los m√©dicos de un hospital verticalizado en la atenci√≥n de adultosLa desnutrici√≥n afecta a la tercera parte de los enfermos atendidos en el Hospital Cl√≠nico quir√ļrgico ‚ÄúHermanos Ameijeiras‚ÄĚ (La Habana, Cuba). El Estudio de Desnutrici√≥n Hospitalaria revel√≥ que el reconocimiento de la desnutrici√≥n asociada a la enfermedad es inadecuado, la implementaci√≥n de esquemas de nutrici√≥n artificial es insuficiente, a pesar de que son pocos en n√ļmero los enfermos con indicaciones para ellos; y el acto de la prescripci√≥n diet√©tica hospitalaria falla en informar sobre las necesidades nutrimentales del enfermo, la textura/consistencia de los alimentos¬† que se le han de servir, y las restricciones que se deben introducir en la dieta debido al problema primario de salud. Se ha percibido que las falencias antes anotadas puedan explicarse por el pobre conocimiento que tienen los grupos b√°sicos de trabajo sobre temas m√≠nimamente necesarios de Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n. Para ello, se administr√≥ a 147 m√©dicos de los servicios hospitalarios cl√≠nicos y quir√ļrgicos una encuesta ad hoc orientada a medir el grado autopercibido de conocimientos sobre Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n, la utilizaci√≥n de estos conocimientos en el proceso de la prescripci√≥n diet√©tica hospitalaria, y la incorporaci√≥n de una nutricionista en la prestaci√≥n de atenci√≥n m√©dica al enfermo. El 53.7% de los encuestados refiri√≥ tener conocimientos sobre alimentaci√≥n y nutrici√≥n. El 34.2% de ellos declar√≥ que estimaba los requerimientos nutrimentales del paciente como parte del proceso de la prescripci√≥n diet√©tica hospitalaria. Solo el 10.0% de los m√©dicos encuestados refiri√≥ que consulta con un nutricionista sobre la mejor intervenci√≥n nutricional en el enfermo. En el momento actual, el conocimiento del m√©dico es insuficiente para lidiar con el costo metab√≥lico y nutricional que la enfermedad impone al estado de salud del enfermo. Ello pudiera explicar, en parte, la situaci√≥n revelada con el Estudio de Desnutrici√≥n Hospitalaria. Urge la implementaci√≥n y conducci√≥n de un Sistema hospitalario de Educaci√≥n Continuada en Alimentaci√≥n y Nutrici√≥n que ofrezca al m√©dico actuante las herramientas y los conocimientos requeridos para enfrentar exitosamente la desnutrici√≥n asociada a la enfermedad.
Luis Garc√©s Garc√≠a-Espinosa, Jes√ļs Barreto Peni√©, Angela Rosa Guti√©rrez Rojas, Darilys Arg√ľelles Barreto, Jennifer de las Mercedes D√≠az Hern√°ndez, Leydiana Morales Hern√°ndez, Lisandra Cabrera Vald√©s, Gliceria Franquiz Casta√Īeda
 PDF
 
Estado nutricional de las personas con VIH/sida asistidas por el sistema de atenci√≥n ambulatoriaIntroducci√≥n: La infecci√≥n por VIH/sida influye en el estado nutricional del individuo. La desnutrici√≥n puede favorecer la progresi√≥n de la infecci√≥n retroviral, e incrementar la vulnerabilidad de la persona con VIH/sida (PVs) a los eventos que se presenten en el per√≠odo post-infeccioso, lo que condiciona la evoluci√≥n y pron√≥stico de la enfermedad. Objetivos: Evaluar la influencia del estado nutricional sobre el estadio cl√≠nico y el tiempo de evoluci√≥n de la infecci√≥n retroviral de las PVs (Casos de sida: 44.2%; Menos de 5 a√Īos de infecci√≥n: 69.8%) que son asistidas por el Sistema cubano de Atenci√≥n Ambulatoria. Material y m√©todo: Se evalu√≥ el estado nutricional de 1,000 PVs con edades entre 24 y 59 a√Īos (Hombres: 81.7%) acogidos al Sistema de Atenci√≥n Ambulatoria, mediante un Interrogatorio orientado, el c√°lculo del IMC Indice de Masa Corporal, las cifras de Hemoglobina sangu√≠nea, y el Registro de 3 d√≠as de consumo alimentario. Resultados: Predominaron los valores normales (64.4%) y aumentados (27.8%) del IMC. La anemia afect√≥ al 66.0% de las PVs. El estado nutricional, y la frecuencia de anemia, fueron independientes del estadio cl√≠nico y el tiempo de evoluci√≥n de la infecci√≥n retroviral. El ingreso promedio de energ√≠a y macronutrientes fue aceptable para las recomendaciones actuales. En las personas asintom√°ticas se constataron ingresos deficientes de riboflavina. El ingreso de hierro y cinc diet√©ticos fue insuficiente en las 2 categor√≠as cl√≠nicas de las PVs. Conclusiones: El estadio cl√≠nico y el tiempo de evoluci√≥n de la infecci√≥n retroviral no influyeron sobre el estado nutricional de la PVs.
Georgina Mar√≠a Zayas Torriente, Raquel Castanedo Vald√©s, Yarissa Dom√≠nguez Aylloh, Daris In√©s Gonz√°lez Hern√°ndez, Vivian Herrera G√≥mez, Xiomara Herrera Arg√ľelles, Margarita Pav√≥n Hern√°ndez, Mar√≠a Elena D√≠az S√°nchez
 PDF
 
Estado de los cuidados nutricionales en un centro m√©dico verticalizado en la actividad quir√ļrgica y el trasplante de √≥rganosJustificaci√≥n: El Estudio ELAN revel√≥ en el CIMEQ Centro de Investigaciones M√©dico quir√ļrgicas de La Habana una frecuencia de desnutrici√≥n hospitalaria del 27.7%. En el centro opera un equipo multidisciplinario de terapia nutricional. Objetivo: Determinar el estado actual de los procesos hospitalarios de cuidados alimentarios y nutricionales que se le ofrecen al paciente hospitalizado. Material y m√©todo: Mediante la Encuesta de Nutrici√≥n Hospitalaria (ENH) se obtuvieron datos sobre la conducci√≥n de ejercicios de evaluaci√≥n nutricional, el estado de la v√≠a oral y el ayuno hospitalario, el uso de suplementos nutricionales por v√≠a oral, y el empleo de t√©cnicas de Nutrici√≥n artificial. Resultados: Los pacientes necesitados de terapia nutricional representaron el 11.7% de la poblaci√≥n hospitalaria. Sin embargo, la tasa de uso de las terapias nutricionales fue baja: apenas el 1.0% de los ingresados recibi√≥ en alg√ļn momento alguna de tales terapias. La desnutrici√≥n no fue reconocida como un diagn√≥stico independiente. Los ejercicios de evaluaci√≥n nutricional fueron incompletos. Conclusiones: Urge la adopci√≥n de pol√≠ticas que pauten el reconocimiento temprano y la intervenci√≥n oportuna de las carencias nutricionales que se presenten en el enfermo admitido en el centro, a fin de proveerle el mejor cuidado nutricional posible, preservar | restaurar el estado nutricional del mismo, y asegurar el √©xito de la acci√≥n quir√ļrgica.
Aldo Alvarez Rodriguez, Digna Noriega García, Charles Hall Smith
 PDF
 
Estado de la calidad de la prestaci√≥n de cuidados nutricionales a los ni√Īos atendidos en el Hospital Pedi√°trico ‚ÄúJuan Manuel M√°rquez‚ÄĚ, de La HabanaJustificaci√≥n: Existe inter√©s por conocer c√≥mo se conducen los procesos de cuidados nutricionales en el ni√Īo hospitalizado. Material y m√©todo: El estado actual de los cuidados nutricionales en el Hospital Pedi√°trico ‚ÄúJuan Manuel M√°rquez‚ÄĚ (La Habana, Cuba) se estim√≥ mediante la ENH Encuesta de Nutrici√≥n Hospitalaria conducida con 157 ni√Īos ingresados en Enero del 2008. Resultados: La frecuencia de desnutrici√≥n hospitalaria fue del 24.2%. La desnutrici√≥n se registr√≥ como un diagn√≥stico independiente en solo el 1.9% de las historias cl√≠nicas revisadas. El ni√Īo fue tallado y pesado al ingreso, pero el ejercicio de evaluaci√≥n nutricional se complet√≥ en poco m√°s de la mitad de ellos. Los enfermos con 15 (o m√°s) d√≠as de hospitalizaci√≥n fueron pesados prospectivamente. La Alb√ļmina s√©rica se determin√≥ en menos de la quinta parte de los encuestados. El Conteo de Linfocitos no se utiliz√≥ en la evaluaci√≥n nutricional. El 14.7% de los encuestados llenaba alguna de10 indicaciones de intervenci√≥n nutricional (mediana de las subcategor√≠as; rango: 1.3 ‚Äď 82.2%), pero la Nutrici√≥n artificial se administr√≥ a solo la tercera parte de ellos. El 85.7% de los ni√Īos con la v√≠a oral suspendida, y el 83.3% de aquellos con ¬≥ 5 d√≠as de una cirug√≠a importante estaban intervenidos nutricionalmente, a pesar del n√ļmero de ellos. Ninguno de los pacientes con ayunos ¬≥ 5 d√≠as, o insuficiencia org√°nica cr√≥nica, estaba intervenido nutricionalmente. Conclusiones: Los equipos m√©dicos fallan en identificar, tratar y, en √ļltima instancia, prevenir la desnutrici√≥n hospitalaria. Se requieren con urgencia programas de intervenci√≥n nutricional y metab√≥lica para reeducar a los involucrados en los cuidados nutricionales para que desempe√Īen satisfactoriamente los roles esperados, en aras de preservar las tasas gen√©ticamente determinadas de crecimiento y desarrollo del ni√Īo enfermo.
Rafael Domínguez Jiménez, Rafael Jiménez García, Sergio Santana Porbén, Lázaro Alfonso Novo
 PDF
 
La ecograf√≠a del cuadriceps como indicador de la depleci√≥n energ√©tico-nutrimental en los pacientes pedi√°tricos cr√≠ticamente enfermosIntroducci√≥n: Los ni√Īos y adolescentes cr√≠ticamente enfermos son particularmente vulnerables a la depleci√≥n energ√©tico-nutrimental (DEN) y la muerte debido a la intensidad de la agresi√≥n y la injuria, la extensi√≥n y el impacto de la respuesta a la agresi√≥n, y tambi√©n a las fallas en la prestaci√≥n del apoyo nutricional. La DEN impacta especialmente a la masa magra corporal: sustrato anatomomorfol√≥gico del metabolismo. La ecograf√≠a del cuadriceps femoral podr√≠a indicar la gravedad de la DEN ocurrida en el paciente. No se tienen estudios previos en Cuba sobre el uso de la ecograf√≠a del cuadriceps como indicador imagenol√≥gico de la DEN. Objetivo: Estimar el comportamiento de la ecograf√≠a del cuadriceps como indicador imagenol√≥gico de la DEN en los pacientes pedi√°tricos cr√≠ticamente enfermos. Locaci√≥n del estudio: Unidad de Cuidados Cr√≠ticos (UCI) del Hospital ‚ÄúOctavio de la Concepci√≥n de la Pedraja‚ÄĚ (ciudad de Holgu√≠n, Provincia de Holgu√≠n, Cuba). Dise√Īo del estudio: Serie de casos. Serie de estudio: Setenta pacientes (Varones: 65.7 %; Edad promedio: 7.4 ¬Ī 5.0 a√Īos) atendidos en la UCI (Estad√≠a hospitalaria: 16.1 ¬Ī 2.4 d√≠as; Tasa de ventilaci√≥n mec√°nica: 28.6 %; Tasa de supervivencia: 90.0 %) entre Marzo del 2018 y Marzo del 2019 (ambos inclusive). M√©todos: El estado nutricional del paciente, el balance energ√©tico, el balance proteico, y el grosor del cuadriceps (medido por ecograf√≠a del tercio medio del muslo no dominante) se obtuvieron transcurridos 5 y 10 d√≠as de estancia en la UCI. El grosor del cuadriceps se correlacion√≥ con los cambios ocurridos en los balances energ√©tico y proteico.Resultados: El grosor en el cuadriceps femoral se comport√≥ como sigue: Al ingreso: 1.60 ¬Ī 0.20 cm; A los 5 d√≠as: 1.58 ¬Ī 0.20 cm (D = -1.7 %); A los 10 d√≠as: 1.49 ¬Ī 0.21 cm (D = -7.2 %; p < 0.05); respectivamente. Una reducci√≥n acumulada del 12.4 % del grosor del cuadriceps se traslad√≥ a un d√©ficit energ√©tico ‚Č• 25 % (AUROC: 0.82; Sensibilidad: 0.92; Especificidad: 0.77).¬† Mientras, una reducci√≥n acumulada del 11.7 % del grosor del cuadriceps se asoci√≥ con un d√©ficit proteico ‚Č• 1 g.kg-1.d√≠a-1 (AUROC: 0.80; Sensibilidad: 0.91; Especificidad: 0.81). Conclusiones: El grosor del cuadriceps (medido mediante ecograf√≠a) se asocia fuertemente con la DEN en los pacientes pedi√°tricos cr√≠ticamente enfermos. Recomendaciones: La ecograf√≠a del cuadriceps puede tener valor predictivo en la identificaci√≥n y el seguimiento no invasivo y confiable de los pacientes con una importante deuda nutricional.
Alfredo Carlos Rodríguez Portelles, Taymí Castro Morales, Alberto Rubén Piriz Assa, Arianna Maité Céspedes Rómulo
 PDF
 
Soporte nutricional enteral personalizado en el hogar: Hacia una integraci√≥n en los cuidados nutricionales ambulatoriosAntecedentes: La nutrici√≥n enteral domiciliaria constituye una forma eficaz de tratamiento del ni√Īo enfermo cr√≥nicamente con riesgo nutricional aumentado. Objetivo: Demostrar, mediante una metodolog√≠a que integra los niveles primario y secundario de la Atenci√≥n de Salud, que el Soporte Enteral Personalizado en el hogar es una alternativa viable para la nutrici√≥n enteral domiciliaria en Pediatr√≠a. Pacientes y m√©todos: Entre el Primero de Noviembre del 2009 y el 23 Noviembre del 2010 (ambos inclusive) se incluyeron 15 ni√Īos (Edades: 1 ‚Äď 18 a√Īos) dentro del Programa de Soporte Enteral Personalizado de la UPNE Unidad Pedi√°trica de Nutrici√≥n Enteral del Hospital Pedi√°trico Universitario ‚ÄúJuan Manuel M√°rquez‚ÄĚ (Marianao, La Habana, Cuba). Los ni√Īos egresaron seg√ļn el paradigma del ingreso a domicilio con un programa de actividades y cuidados a ejecutar en el hogar por los familiares debidamente entrenados. La UPNE se encarg√≥ del aseguramiento de los insumos, y verific√≥ de forma continua en el tiempo el cumplimiento del programa de cuidados alimentarios y nutricionales. Resultados: El Soporte Enteral Personalizado en el hogar mediante la integraci√≥n de los niveles primario y secundario de la Atenci√≥n de Salud permiti√≥ disminuir la frecuencia de desnutrici√≥n cr√≥nica en un 33%, y acortar significativamente la estad√≠a hospitalaria, con una mejor gesti√≥n de los insumos disponibles. Conclusiones: El Soporte Nutricional Personalizado en el hogar constituye una alternativa viable para la nutrici√≥n enteral en pacientes cr√≥nicamente enfermos que cursan con deficiencias nutricionales, y que permite mejor√≠a del estado nutricional y la calidad de vida, y una estad√≠a hospitalaria acortada.
Rafael Jim√©nez Garc√≠a, Jorge Garc√≠a-Bango Chabau, Sergio Santana Porb√©n, Evelio P√©rez Mart√≠nez, Eduardo Pi√Īeiro Gonz√°lez, Indira S√°nchez Ferr√°s, Alejandro Torres Amaro
 PDF
 
Sepsis, mortalidad y antropometr√≠a del brazoSe realiz√≥ un estudio prospectivo, anal√≠tico, transversal, para evaluar la influencia del estado nutricional del quemado sobre el comportamiento de variables bioqu√≠micas seleccionadas, la ocurrencia de sepsis, y la mortalidad. Se obtuvieron la CB Circunferencia del Brazo y los pliegues cut√°neos, los valores s√©ricos de Alb√ļmina y Transferrina, y los CTL Conteos de Linfocitos de 35 pacientes con SCQ Superficie Corporal Quemada ¬≥ 20.0% (Mujeres: 71.4%; Edades > 60 a√Īos: 17.1%; Indice SCQ:Estad√≠a: 1.12 ¬Ī 0.43; Indice ‚ȧ 1: 36.0%; Mortalidad: 28.6%) atendidos en la Unidad de Quemados del Hospital Universitario Cl√≠nico quir√ļrgico ‚ÄúDr. Gustavo Alderegu√≠a Lima‚ÄĚ (Cienfuegos, Cuba) entre Enero del 2005 y Diciembre del 2006. El paciente se denot√≥ como desnutrido si los valores calculados de las Areas Muscular (AMB) y/o Grasa del Brazo (AGB) fueron menores del d√©cimo percentil de las tablas preexistentes para cubanos del mismo sexo y edad. Los c√°lculos se realizaron bajo el principio de la ‚Äúintenci√≥n-de-tratar‚ÄĚ. La frecuencia de desnutrici√≥n fue del 8.6% al ingreso en la unidad, pero se increment√≥ hasta ser del 14.3% en el momento del egreso. La desnutrici√≥n se concentr√≥ entre los quemados con edades iguales/mayores de 60 a√Īos. La frecuencia de valores disminuidos del AMB, la Alb√ļmina, la Transferrina, y el CTL fue mayor al t√©rmino del estudio. La frecuencia de eventos s√©pticos fue del 60.0%. La ocurrencia de eventos s√©pticos fue independiente del estado nutricional del paciente. La mortalidad fue dependiente del estado nutricional. La afectaci√≥n del compartimiento som√°tico muscular puede asociarse con la mortalidad del paciente quemado.
Juan Sebastián Wong Martínez, Caridad Bécquer González, Marta Patricia Casanova González, Sergio Santana Porbén, Alfredo Vázquez Vigoa, Alfredo Vázquez Cruz
 PDF
 
Elementos 1 - 25 de 53 1 2 3 > >> 

Consejos de b√ļsqueda:

  • Los t√©rminos de b√ļsqueda no distinguen entre may√ļsculas y min√ļsculas
  • Las palabras comunes ser√°n ignoradas
  • Por defecto, s√≥lo aquellos art√≠culos que contengantodos los t√©rminos en consulta, ser√°n devueltos (p. ej.: Y est√° impl√≠cito)
  • Combine m√ļltiples palabras conO para encontrar art√≠culos que contengan cualquier t√©rmino; p. ej., educaci√≥n O investigaci√≥n
  • Utilice par√©ntesis para crear consultas m√°s complejas; p. ej., archivo ((revista O conferencia) NO tesis)
  • Busque frases exactas introduciendo comillas; p.ej, "publicaciones de acceso abierto"
  • Excluya una palabra poniendo como prefijo - o NO; p. ej. -pol√≠tica en l√≠nea o NO pol√≠tica en l√≠nea
  • Utilice * en un t√©rmino como comod√≠n para que cualquier secuencia de caracteres concuerde; p. ej., soci* moralidad har√° que aparezcan aquellos documentos que contienen "sociol√≥gico" o "social"